M/V FRENCH POLYNESIA MASTER

“THE BEST DIVING EXPERIENCE IN FRENCH POLYNESIA»

Barco

M/V FRENCH POLYNESIA MASTER

Zona de navegación

Archipiélago de las Tuamotu (Polinesia francesa)

Categoría

Barco M/V monocasco de acero de lujo

Descripción

El M/V French Polynesia Master es un lujoso y exclusivo barco de reciente construcción (diciembre del 2016), diseñado y pensado exclusivamente para la operativa de buceo en la Polinesia Francesa. Perteneciente a la prestigiosa flota Master Liveaboards de la compañía Worldwidedive and Sail, se trata del único barco que en el que se puede hacer un crucero de submarinismo en aguas de la Polinesia francesa lo que aún lo hace más especial.

  1. Especificaciones técnicas

    Año de construcción: Diciembre de 2016.

    Material de construcción: Acero.

    Longitud total: 140 pies (42,6 metros).

    Manga: 33 pies (10 metros).

    Número de camarotes: 13.

    Capacidad: 25 buceadores.

    Compresores: 3 x Coltri-Sub M16.

    Embarcaciones de buceo: 3.

    Tripulación: 17 personas. 1 capitán, 2 ingenieros, 1 timonel, 1 sobrecargo, 3 chef y personal de cocina, 1 camarero, 3 barqueros y 5 dive masters.

  2. Buceo en el archipiélago de las Tuamotu

    El buceo se realiza en un exclusivo crucero de 11 días y 10 noches por el archipiélago de las Tuamotu en uno de los mejores barcos de buceo que operan en el mundo: el recién construido (diciembre de 2016) M/V French Polynesia Master de la prestigiosa flota Master Liveaboards de la compañía Worldwidedive and Sail. Además, se trata del único barco que en el que se puede hacer un crucero de submarinismo en aguas de la Polinesia francesa lo que aún lo hace más especial.

    Posiblemente en los fondos del archipiélago de las Tuamotu se esconda uno de los mejores lugares de buceo de todo el planeta y, sin duda, constituye la joya de todo el Pacífico: atolones coralíneos intactos, aguas con excelente visibilidad y una diversidad marina asombrosa. Son famosas sus inmersiones en los canales entre atolones que nos ofrecerán encuentros inolvidables: cientos de tiburones grises, puntas blancas, puntas negras, puntas plateadas, nodrizas, mantas y un sinfín de vida de arrecife.

    ATOLÓN DE RANGIROA

    Rangiroa, “El Cielo Infinito” es el segundo atolón más grande del mundo (1.640 km2 de superficie y una laguna de 78 km. de largo). Su “lagoon” se llena y vacía a través de los canales de Tiputa y Avatoru que nos reservan inmersiones fascinantes, especialmente con corriente entrante. Existe una masiva biodiversidad marina fruto de las materias nutritivas que proporciona la corriente y que atraen a los grandes pelágicos del Pacífico Sur: enormes mantas, rayas leopardo, tiburones martillo, puntas blancas, delfines tursiop.

    PASSE DE TIPUTA

    Arrecife de Tiputa

    Saliendo del “passe” de Tiputa, por la izquierda, descubrimos una magnífica meseta de coral a unos 15 m. La pendiente se pronuncia a partir de los 20 m. y nos ofrece una vista directa sobre el azul. El lugar ofrece escenas fascinantes y una abundante vida marina con un hermoso jardín de coral repleto de todo tipo de peces. Es un lugar de encuentros con tortugas, tiburones de puntas blancas, tiburones grises, barracudas, napoleones, rayas leopardo y alguna manta raya que está siendo desparasitada por los lábridos limpiadores. Mirando hacia el azul es habitual ver a los delfines tursiop deleitándonos con sus piruetas.

    Arrecife de Myripristis

    Myripristis es el nombre del género de los peces candiles o soldado que dan color a este lugar y que encontramos por centenares entre los corales. Situado a la izquierda del “passe”, descubrimos anémonas con sus peces payaso, gran variedad de corales blandos, tiburones grises, de puntas blancas, rayas y un sinfín de peces de arrecife.

    L’Angle

    Ubicada a la entrada del “passe” de Tiputa, esta inmersión se caracteriza por la presencia de jureles, napoleones, atunes dientes de perro, barracudas y tiburones de distintos tipos. Se trata de un punto para buceadores experimentados ya que, en ocasiones, la corriente puede ser fuerte.

    Les Canyons

    Ubicado en el interior del “passe”, es mejor realizar esta inmersión a la deriva y cuando la corriente es entrante hacia el atolón. Los cañones son las fallas que se producen en el paso en toda su longitud y de ahí el nombre de la inmersión. Nada más empezar el buceo nos dejamos caer por una pared llena de vida y enseguida podemos visitar la cueva de los tiburones, a unos 30 m. de profundidad. La inmersión continúa a través del paso e iremos buceando entre las fallas y el azul hasta completar todo el recorrido. El lugar se caracteriza por una masiva biodiversidad marina fruto de las materias nutritivas que proporciona la corriente tanto de entrada como de salida a la laguna del atolón. Podemos avistar grandes mantas, rayas leopardo, tiburones martillo, puntas blancas, napoleones y delfines tursiop. Aparte de los grandes pelágicos, podemos también disfrutar con la presencia de otras especies como peces loro, pargos, cirujanos, soldados, mariposas, ángeles, etc. Se requiere un cierto nivel de buceo.

    PASSE DE AVATORU

    Arrecife de Avatoru

    A la derecha del “passe” de Avatoru, el arrecife ofrece una abundante vida. La inmersión se realiza en una meseta de coral entre 15 y 20 m. en dirección al “passe”. Es un lugar propicio para encuentros inolvidables con los majestuosos tiburones de arrecife de puntas blancas y numerosos peces de arrecife, incluyendo enormes bancos de carángidos y jureles. Accesible a todos los niveles de buceo.

    Petite Passe

    Inmersión a la deriva, se realiza cuando la corriente entra en el “passe” de Avatoru. Se trata de un pequeño paso entre dos islas, con una profundidad máxima de 20 m., en el cual es posible encontrarnos con tiburones de puntas negras (Carcharhinus limbatus) o blancas que descansan en las pequeñas cavidades existentes a lo largo de las paredes. Una gran cantidad de vida de arrecife se da cita también aquí: meros, morenas, peces escorpión. Tendremos también la oportunidad de ver alguna manta raya con su boca abierta para atrapar el plancton. La inmersión termina en una laguna tranquila entre pequeños peces y hermosos corales.

    Mahuta

    Inmersión de una profundidad máxima de 18 m., es accesible a todo tipo de buceadores. Requiere unas condiciones meteorológicas buenas y una corriente entrante ya que la visibilidad es mucho más buena. Se accede por el lado este Motu Para, una pequeña isla en medio del “passe” de Avatoru, para dejarse llevar por la corriente a través de un valle cuyas paredes están recubiertas de hermosos corales que albergan una multitud de peces, especialmente bancos de cirujanos y fusileros. Es un lugar también donde abundan los tiburones de puntas negras y blancas. Con suerte, podremos avistar alguna manta raya o raya leopardo remontando la corriente. El buceo culmina en unas bellísimas dunas de arena salpicadas de corales donde tendremos tiempo de buscar pequeños peces y nudibranquios.

    ATOLÓN DE FAKARAVA

    Auténtico edén submarino, Fakarava ofrece inmersiones de una gran riqueza tanto por la calidad de los corales como por las numerosas especies de peces que podemos encontrar. Los dos pasos, Garue en el norte (el más grande de toda Polinesia) y Tumakohua en el sur, son los lugares clave para el buceo y están considerados como de los mejores de todo el Pacífico Sur. Alrededor de estos canales se encuentran repartidos 20 increíbles puntos de buceo.

    Fakarava es un atolón constituido por una barrera de coral inmensa con forma de anillo que encierra una laguna de 60 km de largo por 25 km de ancho. Está situado a 450 km al nordeste de Tahití y se abre al océano por dos canales: El canal norte llamado Garuae es el más grande de Polinesia, con 1600 m. de ancho). El canal sur, llamado «Tumakohua» tiene 200 m de ancho.

    Tanto la flora como la fauna acuática y terrestre de Fakarava posee especies endémicas y protegidas. Por ello fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, siendo uno de los objetivos conciliar la preservación de los recursos naturales y el desarrollo humano (investigación, vigilancia, formación y educación) para mantener este ecosistema único en el mundo.

    Garuae (Passe nord)

    Se trata del paso más largo de Polinesia (1,6 km.) y es mundialmente famoso por la increíble biodiversidad que albergan sus corrientes, a veces fuertes. Solo se realiza esta inmersión con la marea entrante. En el paso, todos los encuentros son posibles, tanto en la parte externa, donde acuden los grandes pelágicos (tiburones de todas clases, mantas raya, delfines, atunes, tortugas, barracudas), como en la entrada y en los cañones del interior, donde veremos patrullar los famosos “Raira” (tiburones grises) por docenas en un decorado atiborrado de fauna marina de una visión submarina apoteósica. Esta inmersión, que puede llegar a los 30 m. de profundidad, requiere una buena experiencia en el buceo tanto a nivel de flotabilidad como de consumo.

    Ohotu

    A la derecha, saliendo del paso de Garuae, nos encontramos con un extraordinario arrecife a 12 m. y una pendiente que cae suavemente a 30 m. Existen multitud de corales en perfecto estado y una abundancia extraordinaria de especies tropicales. Es posible el avistamiento de tiburones grises, de puntas blancas, atunes, barracudas, carángidos y mantas. La inmersión acaba en un jardín de coral.

    Pufana

    Situada en el interior del lagoon, próxima al paso del norte, esta inmersión poco profunda (12 – 15 m. de profundidad) es ideal para todos los niveles. También es un lugar perfecto para fotógrafos amantes de la luminosidad por la blancura de la arena y de la tranquilidad de las aguas. Gran parte de la fauna de Fakarava está aquí representada y no es extraño cruzarse también con todo tipo de tiburones.

    Tumakohua (Passe Sud)

    Mucho menos largo que Garuae, este paso es ideal para todos los niveles de buceadores ya que las corrientes aquí no son nada fuertes. Pero el lugar también es rico en términos de biodiversidad, destacando el coral rosáceo, un verdadero gozo para la vista, y una extraordinaria presencia de centenares de tiburones grises.

    Maiuru

    A la izquierda, saliendo del paso, nos encontramos con una magnífica llanura arrecifal a 20 m. que precede a una abrupta pendiente y que destaca por la diversidad de corales y bellas acróporas (coral de mesa).

    Apataki, Toau y Kauehi

    Estos lugares de buceo ofrecen más puntos de inmersión de un nivel superior. Destacan en el atolón de Apataki el “passe” de Tehere y el de Pakaka. En la isla de Toau, el “passe” de Otugi y Teahuroa. Y, en la isla de Kauehi, el famoso “Outer Wall”. La mayor parte de la topografía se ajusta a las paredes y canales habituales de los sitios de buceo en la Polinesia Francesa.

    En todos estos puntos, la constante son los bancos de tiburones de distintas especies, escuelas de pargos, peces napoleón, fusileros, atunes, barracudas y un sinfín de especies características del archipiélago de las Tuamotu.

    EL DESOVE DE LOS MEROS GIGANTES EN FAKARAVA

    Si se realiza el crucero en los meses de Junio o Julio, la mejor temporada para el buceo en Polinesia y, concretamente, coincidiendo con los días de luna llena se puede tener la posibilidad de asistir a uno de los mayores espectáculos que se pueden vivir en el mundo del submarinismo: el desove de los meros gigantes en el atolón de Fakarava. Cada año, en la luna llena de Junio o Julio, cientos de meros gigantes desovan en los pasos de Fakarava (“grouper spawning”) y sólo durante 30 minutos. Esta gran actividad atrae a numerosos depredadores hambrientos, desde tiburones a todo tipo de especies.

  3. A bordo

    CAMAROTES

    El M/V French Polynesia Master uenta con 12 camarotes dobles y uno individual, de dos diferentes categorías (classic y premium). Los camarotes están repartidos en tres cubiertas y todos ellos están cuidadosamente equipados, con aire acondicionado independiente, caja de seguridad, ventanas u ojos de buey, baño privado con ducha de agua caliente y artículos de tocador y toallas.

    ZONAS COMUNES

    Las zonas comunes son muy confortables y espaciosas, tanto en el interior como en el exterior. Existe un salón para el ocio, otro al aire libre sombreado situado en la cubierta superior y también una terraza con hidromasaje, ofreciendo impresionantes vistas de la Polinesia Francesa. La cubierta de buceo se encuentra en la parte trasera de la cubierta superior. Posee un área de asiento al aire libre y duchas. A todos los buceadores se les asigna una estación de montaje individual que incluye almacenaje empotrable para equipo personal. También hay una mesa de cámara y un cubo de agua separado para los fotógrafos.

    COCINA A BORDO

    La oferta culinaria está muy cuidada y los pasajeros disponen de bebidas no alcohólicas gratuitas en las comidas. Las tres comidas diarias se sirven en forma de buffet para comodidad de los buceadores. Se puede disfrutar del mejor “mahi mahi” (pez espada) del mundo, preparado de distintas maneras, especialmente con la salsa de vainilla Taha’a. También de unos exquisitos platos de carne de cordero y ternera de Nueva Zelanda. Para los amantes del marisco, los productos locales se basan en la “pahua” (almeja gigante), “vana” (erizo de mar), korori, langosta, “varo” (cangrejo), “kaveu” (cangrejo de coco), «Maoa», etc … En resumen, una multitud de delicias que ofrecen las aguas polinesias para satisfacción de los paladares. Además, se puede saborear una estupenda comida francesa elaborada con productos locales.

    DINÁMICA A BORDO

    El crucero que realiza el M/V French Polynesia Master en el archipiélago de Tuamotu, incluye las mejores inmersiones que se pueden hacer en los atolones de Rangiroa, Fakarava, Apataki e islas de Toau y Kauehi. No obstante, el barco también puede detenerse en una gran cantidad de pequeñas islas a lo largo del itinerario como Arutua, Kankura y Niau.

    Debido a las regulaciones locales, el Director del crucero programa 3 inmersiones diarias, incluyendo buceos de madrugada y nocturnos. El número total de inmersiones es de 24 – 26 durante todo el crucero.

    El horario diario a bordo es el siguiente:

    – Desayuno ligero seguido de un briefing y la primera inmersión.

    – Desayuno completo, período de relax, briefing y segunda inmersión.

    – Comida, período de relax, briefing y tercera inmersión.

    – Snack y período de relax.

    – Cena. En caso de inmersión nocturna se realizaría antes de la cena.

  4. Cuándo ir

    Se puede considerar que el buceo en el archipiélago de las Tuamotu es excelente durante todo el año lo que significa que no hay una mejor temporada. Existe una estación seca que se extiende de Mayo a Octubre y en ella las temperaturas son un poco más bajas aunque los días son muy claros. Durante esta época el buceo es excepcional. La estación húmeda se desarrolla durante el “verano polinesio” que va de Noviembre a Abril. Durante esta estación suelen producirse lluvias ocasionales por la mañana y tardes soleadas. En esta temporada existe algo menos de visibilidad producida por la presencia de plancton, aunque ese fenómeno hace que sean atraídos los pelágicos a aguas menos profundas por lo que el buceo también resulta interesante.

    En general, podemos esperar durante todo el año una visibilidad en aguas abiertas de más de 40 metros y un rango de temperatura del agua entre 26 y 29º C.

Si desea que le informemos sobre un crucero con el M/V «French Polynesia Master”
Localización